Análisis FODA/1

29/10/2012

por Sumá Fraternidad

Comentarios: 0

Reportamos en esta entrada algunos párrafos sacados y reelaborados a partir de una tesis doctoral sobre administración de empresas que pudimos encontrar en Internet. Con algunas necesarias aclaraciones, nos parece importante la herramienta de análisis descrita en la tesis (el FODA), que puede ser aplicado a cualquier tipo de organización, también las del tercer sector.

El método FODA es una herramienta generalmente utilizada como método de diagnóstico empresarial en el ámbito de la planeación estratégica. […] No cabe duda de que este modelo, entre muchos otros, es bueno y muy difundido a nivel mundial, pero el desconocimiento sobre el mismo, ha hecho que la informalidad le merme poder e importancia a la implementación de una herramienta tan poderosa que no solo encuentra aplicación en la administración moderna sino también en el área técnica y operativa de nuestras organizaciones del tercer sector.

Partamos del conocimiento de que el método FODA es un análisis de vulnerabilidad que se utiliza para determinar el desempeño de la organización ante una situación crítica específica que la está afectando. El análisis FODA, al igual que otros métodos de diagnóstico, permite presentar un panorama general de la organización dentro del entorno en el cual se debe mover. […]

Es de vital importancia reconocer que estos tipos de métodos (preparados, desarrollados y analizados adecuadamente) le presenta a la organización una poderosa herramienta de información para la toma de decisiones en temas de elevado impacto.

En el método FODA no se nos puede olvidar en ningún momento que su verdadera finalidad es la planeación estratégica que lleve a la organización a integrar procesos que se anticipen o minimicen las amenazas del medio, el fortalecimiento de sus debilidades, el potenciamiento de las fortalezas internas y el real aprovechamiento de las oportunidades. El resultado es un plan de trabajo conjunto e integrado a todo nivel de la organización, de tal manera que todas las actividades y compromisos se complementen y todos sus esfuerzos vayan en un solo sentido. Así las cosas, llegar hasta la parte de diagnóstico significaría sólo quedarse a mitad de camino para tomar una decisión sin alternativas posibles, o con alternativas sin evaluar.

Una de las técnicas más utilizadas, justamente, para resumir y organizar toda la información generada es el llamado Análisis FODA, referido a las Fortalezas, Oportunidades, DebilidadesAmenazas, que se le presentan a la organización, permitiendo obtener una visión relativamente completa de la situación estratégica en la que se encuentra. El análisis de las oportunidades y amenazas del macro-ambiente y el mantenimiento del ritmo dinámico del entorno en que opera, obligan a sus gerentes a un continuo programa de capacitación y redefinición de estrategias y objetivos. Los puntos fuertes y débiles de la organización se detectan, entonces, a través del análisis interno de las actividades ejecutados y deben ser evaluados desde el punto de vista de los “clientes”. […] En nuestro caso, podemos considerar como un “cliente” cualquier persona que componga el universo organizacional, en particular sus miembros más vulnerables, los destinatarios de las acciones de la organización. Algunos enfoques teóricos consideran que el donante sea el verdadero “cliente” de una organización del tercer sector; pero, nosotros no coincidimos con esta idea.

El análisis de las fortalezas y debilidades se centra en factores internos que dan a la organización ciertas ventajas y desventajas en la satisfacción de las necesidades de los destinatarios de sus acciones. Las fortalezas y debilidades también deberían analizarse en relación con la labor realizada por organizaciones similares a la nuestra. Esto permite que la organización determine qué hace bien y qué necesita mejorar. En ese momento específico del análisis, las empresas miden su “competitividad“, es decir el conjunto de ventajas que poseen frente a otras empresas que brindan productos y/o servicios similares. Para una organización de la sociedad civil, es un concepto que tal vez se pueda redefinir como su mayor o menor capacidad de concretar su finalidad social. En este sentido, para una organización del tercer sector no se concibe una competitividad que no se ofrezca gratuitamente en red para beneficio de otros actores sociales, que así pueden replicarla y enriquecerla.
Las fortalezas se refieren a las ventajas competitivas o a las capacidades distintivas que dan a la organización una alta capacidad en la satisfacción de las necesidades de sus destinatarios. Cualquier análisis sobre las fortalezas de una organización deben estar centrado en el destinatario de sus acciones, porque las fortalezas son sólo significativas cuando la ayudan a satisfacer las necesidades de ellos. Por otro lado, las debilidades se refieren a cualquier limitación que la organización podría enfrentar en el desarrollo o la implementación de su misión. Las debilidades también deben examinarse desde el punto de vista de los destinatarios de las acciones, porque con frecuencia ellos perciben las debilidades que la misma organización no puede ver.

La segunda sección del análisis FODA es un examen de las oportunidades y amenazas que existen en el entorno. Este análisis se centra en factores externos a la organización.

Tanto las oportunidades como las amenazas existen independientemente de la organización; sin embargo, pueden afectar bastante sus actividades. La manera para diferenciar una fortaleza o una debilidad de una oportunidad o una amenaza es formulando la pregunta siguiente: ¿tendríamos este problema si la organización no existiera? Si la respuesta es afirmativa, el problema debería considerarse como externo a la misma organización. […] 

Las oportunidades se refieren a condiciones favorables en el entorno que podrían producir recompensas para la organización si se actúa con base en ellas de manera apropiada. Es decir, las oportunidades son situaciones que existen, pero debe actuarse con base en éstas para beneficiar a la organización. Las amenazas se refieren a condiciones o barreras que pueden impedir que la organización logre sus objetivos. Al igual que las oportunidades deben actuarse sobre las amenazas para impedir que limiten las capacidades de la organización.

Una matriz FODA de cuatro celdas puede ayudar a los gerentes en el proceso de planeación, cuando las fortalezas internas se combinan con las oportunidades externas, la organización crea capacidades que puedan utilizarse para generar una mejor capacidad de satisfacción de las necesidades de los destinatarios de sus acciones. Además, debería emprenderse acciones para convertir las debilidades internas en fortalezas y las amenazas externas en oportunidades.

La estructura del análisis FODA ha ganado amplia aceptación porque es una herramienta simple y poderosa para el desarrollo de la estrategia organizacional. Sin embargo, al igual que cualquier herramienta de planeación, es sólo tan buena como la información contenida en esta. Por lo tanto, se necesita sí o sí una buena capacidad de generación de información si se pretende identificar los aspectos claves en el entorno mediante el análisis DAFO.

Éste último será un tema para un próximo post. Mientras tanto, pueden hacer clic sobre la imagen de esta entrada para ver un esquema FODA.
Texto extraído y reelaborado de http://www.slideshare.net/luiggim65/thesis-managerial-economics-iv, p. 189 y siguientes.