Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil

09/11/2012

por Sumá Fraternidad

Comentarios: 0

Un Cambio Necesario es el título del XI Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil.
El cambio necesario que se propone se fundamenta en el rol protagónico al que está llamado el Tercer Sector en el contexto mundial. Es la sociedad civil organizada quién hoy tiene grandes posibilidades de aportar ideas y cambios innovadores en pos de un desarrollo mundial más armónico.

Los aspectos trabajados en el encuentro fueron:

  • fortalecimiento de las entidades de la sociedad civil
  • la visibilidad para mejorar su posicionamiento público
  • la contribución de la sociedad civil al desarrollo
  • la interrelación con las políticas públicas
  • la cooperación entre diferentes actores
  • la educación como base del desarrollo social de la persona
  • la cultura, su contribución a la integración entre diferentes pueblos, a la cohesión social y el crecimiento.
  • innovación e investigación, dos campos que dinamizan los demás factores
  • la movilización de la sociedad civil para promover cambios en las políticas públicas.
Una vez terminado el encuentro, se redactó un documento resumen con las conclusiones, todas referidas a los aspectos mencionados.

Los mismos temas en la agenda …
La primera conclusión, da que pensar, porque hace 20 años que las preocupaciones sociales son las mismas, fortalecimiento de la ayuda filantrópica, el bien público, economía y tercer sector, ciudadanía, empleo. 
Estos temas siguen estando en la agenda, siguen siendo motivo de preocupación y ocupación de la sociedad civil. Que las preocupaciones sigan siendo las mismas puede hacernos pensar que las cosas en vez de mejorar están igual o peor. Pero lo cierto es que la participación de la sociedad civil aumenta cada vez más, y que los espacios crecen en todos los niveles, incluso al interno de las empresas el concepto de responsabilidad social va en aumento. Datos que no influyen directamente sobre la creciente desigualdad, pero cada vez son más quienes se proponen intervenir para revertir esta desigualdad, el surgir de modelos económicos alternativos, más verdes, más solidarios, que garanticen sustentabilidad son un claro síntoma. Que los temas sigan siendo los mismos, quiere decir que la búsqueda de la innovación social sigue siendo válida, o que los cambios además de lo que propone la sociedad civil necesita que todos los actores se involucren en el cambio ¿?
Los mismos desafíos …
Los desafíos siguen siendo los mismos: más y mejor educación orientada a mejorar la empleabilidad, la deserción escolar en etapas cada vez más tempranas es un tema serio. Incidir más en las políticas públicas, el tercer sector se caracteriza por explorar nuevas formas de acción e intervención social para favorecer que el Estado las haga propias. Innovar modelos de intervención social más y mejores, utilizando las herramientas de medición de impacto; muchas veces tenemos buenas y nuevas ideas, pero desconocemos su impacto, y es tan importante hacer algo, como saber si eso que hacemos logra el efecto deseado o no.  Por otra parte el trabajo en red es un desafío cada vez más grande, dado el gran número de  organizaciones sociales de la sociedad civil.
¿Lo único necesario es el cambio? …
No hay dudas que el Tercer Sector se posiciona cada vez más y mejor, y tiene un importante impacto en las políticas públicas. El encuentro concluye que tiene un rol clave, es más se propone la sociedad civil como “responsable de construir nuestro futuro”. Tal vez sea un tanto fuerte esta afirmación, que tiene un rol clave no cabe dudas, pero no es el único actor, la articulación con el Estado y con el mundo económico es más que clave. Los cambios son necesarios y deben ser impulsados, pero si seguimos pensando que hay únicos responsables de soluciones, tal vez nunca llegue. Cada uno tiene su parte, pero debe poder ser un aporte juntos con otros. Las organizaciones deben estar alertas a no sustituir el Estado en sus acciones, más bien ser un socio clave, el Estado debe abrirse cada vez más y articular sus acciones con las organizaciones que están en el territorio más allá de filiaciones partidarias, y por último el sector empresarial debiera involucrarse un poco más en este triángulo. Para que el cambio sea, en algún momento tenemos que subirnos todos al barco, sino por más cambio de timón que demos si quedan algunos afuera, los cambios favorecen solo algunos.

Por lo tanto está bueno asumir la parte que nos corresponde como organizaciones de la sociedad civil, y comprometernos cada vez más a mejorar nuestro trabajo, explorando nuevos caminos. Pero no podemos pensar que todo el protagonismo es nuestro: la articulación entre los diferentes actores sociales sigue siendo una tarea pendiente. Que la sociedad  pueda dar su aporte, sin sustituir al Estado, más bien estimularlo a que también este haga su parte; lo mismo el sector productivo, que también tiene un rol protagónico: ahí también la sociedad civil puede jugar un rol clave, las decisiones de cómo y que consumir también pueden ser patrones de cambio y generar nuevas actitudes en el mundo empresarial.
Para profundizar más sobre este argumento, ya hemos escrito al respecto.
Para leer hace click Papel del Tercer Sector