Microdonaciones para ONGs

30/05/2012

por Sumá Fraternidad

Comentarios: 7

Categoría: Crowdfunding

Carlos M., lector de nuestro blog, nos señaló esta nota de La Nación en la cual se presenta el concepto de Crowdfunding, literalmente: financiación en masa o financiamiento colectivo. Nos parece una propuesta interesante, también para su potencial aplicación en la financiación de las pequeñas acciones impulsadas por una ONG.

La idea, en síntesis, es la siguiente: gracias a la Internet, hoy todos podemos transformarnos en mecenas de pequeñas o grandes ideas, gracias a plataformas online en las cuales los creativos presentan sus proyectos y estiman la cantidad de dinero que necesitan para llevarlos a cabo.

Una vez que el proyecto ha sido preparado y cargado a la plataforma, normalmente sin costo para el solicitante, forma parte de una red para conseguir dinero u otros recursos para realizar esta creación o proyecto. Los interesados en apoyarlos tienen un tiempo determinado para enviar el dinero vía PayPal o MercadoPago.

Si se llega a recaudar la plata necesaria en el plazo acordado, el creador recibe dinero para financiar su idea; los financistas virtuales formarán parte del proyecto de alguna forma y recibirán, como contrapartida, un “regalo”, que puede ser un ejemplar del libro que se financia, una entrada para el recital que se apoyó, aparecer en un videoclip o en los créditos de la obra con la que colaboraron, entre otras recompensas. En este caso, la plataforma retiene un pequeño porcentaje del dinero recaudado. Si, en cambio, el proyecto no es exitoso, cada donante recibe de vuelta su dinero y no hay regalos.

La experiencia evidenciada en la nota es la de idea.me, pero existen muchas otras, que normalmente se orientan a financiar actividades culturales, campañas políticas o de concientización, así como el puntapie inicial de pequeños emprendimientos, siempre a condición de que presenten ideas innovadoras.

Es una idea que también ha llegado al ámbito de la acción social a favor de los más vulnerables, como demuestra la experiencia de la Fundación Hazloposible de España. En este caso, la plataforma permite impulsar con pequeñas aportaciones económicas los proyectos solidarios de distintas ONG, basándose en algunas ideas clave: en primer lugar, creer en el trabajo que realizan cada día las ONG para mejorar la vida de millones de personas a través de proyectos que actúan sobre necesidades muy concretas, si es cierto que la crisis financiera ha agudizado la necesidad de financiación de muchas ONG, también es verdad que cada vez son más las personas que quieren colaborar de alguna forma en lograr cambios positivos.

Ahí tienen el enlace a la página de la Fundación Hazloposible, por si quieren conocer más esta iniciativa. Por un lado, es posible utilizar estas plataformas que ya existen, aunque con toda la prudencia necesaria. Pero, tal vez no estaría demás empezar a pensar en armar una plataforma propia, destinada a promover los pequeños proyectos de las mismas ONGs que esta Oficina acompaña (al menos 15 en cinco países).

Podrían aplicar más que nada los proyectos chicos y los que sean realmente innovadores y creativos para que resulten atractivos (especialmente en los “regalos”). Por más que no tengan gran envergadura, a veces son los proyectos chicos los que realmente hacen la diferencia, porque salen de una necesidad expresada directamente por los destinatarios de la acción, están acotados en el tiempo, tienen resultados más visibles, etc. Una vez que los proyectos hayan sido cargados a la plataforma, los miembros de una organización podrían promoverlos más fácilmente en sus círculos de amistades o en las redes sociales en las que participan. De esta manera, se podría generar esa red de solidaridad mutua que, al fin y al cabo, es uno de los verdaderos propósitos de todas nuestras acciones.

Obviamente, habría que comprobar el interés de estas organizaciones en una iniciativa como la que acabamos de describir a grosso modo, y estudiar los procedimientos más adecuados para implementarla, pero no sería para nada imposible y aumentaría su visibilidad en la web. ¿Quién se prende?