Posibilidades de financiación para nuevas ONG

11/11/2014

por Sumá Fraternidad

Comentarios: 0

Categoría: Búsqueda de Fondos

Tradujimos al castellano una excelente nota que encontramos en el sitio de FundsforNGOs.

La recaudación de fondos para una joven ONG presenta varios retos que debemos tener en cuenta con el fin de dar los primeros pasos hacia un futuro exitoso.

Sin un historial de proyectos implementados con éxito y una correcta administración de presupuestos, es difícil ganarse la confianza de los organismos internacionales y asegurarte financiación para grandes proyectos. En lugar de sentirte frustrado, considerá este tiempo como un período de desafíos y aprendizaje donde podés demostrar lo que  tu organización es capaz de hacer. Por lo tanto, debemos emplear todos nuestros recursos creativos para adquirir visibilidad y construir un perfil de socio confiable y fuerte.

Para esto, es imprescindible  darte a conocer. Aquí te damos algunos consejos:

  • Buscá otras organizaciones no gubernamentales que trabajan en tu mismo territorio con fines y objetivos similares. Pedí de reunirte con miembros de organizaciones no gubernamentales con trayectoria para presentarte a vos y a tu organización. Andá a las reuniones preparado: trabajá en una presentación que te permita explicar las razones por las que nació tu organización y proponé ideas acerca de los proyectos que deseás implementar. Pedí consejo. Acordarte que los otros miembros de la sociedad civil son tus socios, no competidores. De la misma manera, dales la posibilidad de retroalimentar tus ideas y pediles de ayudarte en el desarrollo de estrategias que garanticen sostenibilidad financiera.  Por ejemplo, podes pedir copias de los proyectos que ellos ya han puesto en práctica para entender cómo escribir los tuyos y tener una idea de las necesidades presupuestarias. Andá a las reuniones de la comunidad y a debates públicos para presentar a tu organización. Lo que está en juego es tu credibilidad. Es importante mostrar compromiso, para hacer observaciones fundamentadas, y también para demostrar tu disposición a participar en los proyectos y actividades en curso.
  • En segundo lugar, utilizá la información que estás juntando mientras que introducís a tu organización. Mantené un listado con los datos de las asociaciones o personas relevantes que podrían serte de ayuda. Investigá sus antecedentes y pedí información sobre sus actividades actuales. Creá posibilidades para que tu organización participe de proyectos existentes y puedas convertirte en un socio. Tenes que ser muy proactivo. Como tal, podrías pedir de colaborar en sus proyectos existentes, a fin de aprender de los demás y adquirir algo de experiencia; o bien podrías proponerles nuevos proyectos involucrando a personas y organizaciones que llegaste a conocer.
  • Si estás a punto de proponer nuevos proyectos, asegurate de obtener ayuda de socios con experiencia en elaborar propuestas y presupuestos. Si trabajas con organizaciones no gubernamentales con trayectoria, será más fácil que el proyecto obtenga financiación. Estas colaboraciones serán vitales para tus proyectos futuros. Por un lado, antes que nada ganarás experiencia. Por otro lado, la organización va a empezar a construir su perfil público y va a ganar más credibilidad a los ojos de los donantes en el futuro.
  • Ponete en red. Hay muchas redes existentes patrocinadas por organismos internacionales o gobiernos locales para facilitar el intercambio y la comunicación entre los actores de la sociedad civil. Hace un listado de las redes que consideras pertinentes para tu organización y pedí de ser un miembro. Es probable que estas redes difundan convocatorias de propuestas y colaboraciones, lo cual es muy útil cuando todavía estás aprendiendo dónde y cómo solicitar financiación.
  • Recordá que todos los grandes organismos como la ONU tienen convocatorias especiales para las ONG jóvenes. Estos llamados tienen el propósito de facilitar la puesta en marcha de nuevos proyectos y para apoyar a los nuevos actores. A pesar de que exista una competencia feroz, nunca dejes de poner en juego tus ideas, recordando que “¡la fortuna favorece a los valientes!”